Recuperarse de una extracción de muela del juicio

Recuperarse de una extracción de muela

Las muelas del juicio son los últimos dientes permanentes que erupcionan en nuestra boca. En ocasiones, su extracción es indicada por el odontológo. En este artículo hablamos de cómo recuperarse tras la extracción de una muela del jueicio mediante cirugía.

Estos dientes suelen aparecer entre los 17 y los 25 años de edad. Son los últimos en salir en nuestra boca, aunque algunas personas nunca llegan a desarrollarlos. Como regla general, las muelas del juicio erupcionan con normalidad, como si fuera cualquier otro molar. Sin embargo, en algunos casos al aparecer causan problemas porque no tienen espacio suficiente para erupcionar o bien para desarrollarse. Como consecuencia, puede que no lleguen a erupcionar o no erupcionan en su totalidad.

Ante estos casos, los profesionales dentales aconsejan su extracción. Se trata de un procedimiento bastante habitual en clínicas dentales como Impladent. Es un proceso quirúrgico que se practica en la propia consulta dental utilizando anestesia local.

RECOMENDACIONES PARA EL POST OPERATORIO TRAS LA EXTRACCIÓN DE UNA MUELA DEL JUICIO

El post oporatorio suelen ser breve y no contempla ninguna complicación. El sangrado las primeras 24 horas es algo totalmente normal tras la extracción de la muela del juicio. No se aconseja escupir, sino colocar un gasa en la zona intervenida y sustituirla cada cierto tiempo por una limpia.

La hinchazón en toda la mejilla es consecuencia de la cirugía e irá mejorando pasados dos o tres días. Aplicar hielo sobre la zona ayudará a calmar las molestias y disminuir la inflamación.

Para aliviar el dolor, como pauta general o odontólogo prescribirá los analgésicos más apropiados según cada caso.

Por su parte, los puntos de sutura derivados de la extracción se irán disolviendo o bien el propio odontólogo los retirará cuando así lo estime necesario.

Durante la recuperación, las primeras 24 horas se tomarán alimentos blandos y se evitarán las bebidas con cafeína, carbonatadas y alcohólicas. El tabaco está totalmente contraindicado durante los primeros días porque puede aumentar el riesgo de complicaciones.

Lo aconsejable es no cepillarse los dientes ni enjuagarse la boca durante ese primer día de recuperación. Después, se empezará teniendo mucho cuidado con la herida.

ACUDIR AL DENTISTA ANTES CUALQUIER SITUACIÓN DE ALARMA

Si se diera alguna situación fuera de común (sangrado excesivo, dolor intenso a pesar de los analgésicos, fiebre, pus en la herida, empeoramiento de la inflamación, etc), acudir al especialista lo antes posible.

En Impladent contamos con los mejores profesionales del sector y la tecnología más avanzada. Somos tu clínica de confianza en Villanueva de la Torre.